martes, 24 de septiembre de 2019

LAS RELACIONES DEL DEPENDIENTE EMOCIONAL



Te seguiré por siempre, callada y fugitiva,

por entre oscuras calles molidas de nostalgia, 

o sobre las estrellas sonreídas de ritmos

donde mecen su historia tus más hondas miradas



Julia de Burgos





  • Su relación con otra persona se basa en la necesidad excesiva de aprobación:
  • Vive preocupado por caer bien, incluso a personas que ve por primera vez o desconocidos.
  • Se empeña en lucir una buena apariencia
  • Expresa de distinta manera sus demandas de atención y afecto: haciendo regalos o favores que no le piden, preocupándose, estando excesivamente pendiente de los demás
  • Está lleno de expectativas irreales por su anhelo exagerado de tener pareja:
  • Se llena de ilusión y fantasía al comienzo de una relación, creyendo que ha encontrado a la persona que siempre buscó o al encontrarse con una persona interesante
  • Uno de los pocos momentos felices de su vida es al iniciar una relación o encontrarse con la posibilidad de que esto ocurra.
  • Anhela relaciones exclusivas y parasitarias:
  • Siente necesidad continua de disponer de pareja, amigos, hijos, etc
  • Vive pendiente de ellas, controlándolas, vigilándolas y queriendo conocer todos los detalles de su vida privada
  • Invade la vida privada de la otra persona
  • Agobia a su pareja con excesivas demandas de atención

Ocupamos una posición subordinada en la relación:
  • Por la pobre autoestima
  • Elige parejas narcisistas o explotadoras

La relación conduce a una continua y progresiva degradación:
  • Soporta desprecios, maltrato físico o emocional y humillaciones
  • No recibe verdadero afecto
  • Sus propios gustos e intereses quedan en un segundo plano
Son relaciones que no llenan el propio vacío emocional, sólo lo atenúan y lo agravan, porque el problema no está resuelto y para hacerlo se debe entrar en contacto y conocimiento de los propios sentimientos más ocultos:
  • No recibe afecto, deteriorándose aún más su autoestima
  • No se conoce lo que demanda porque nunca se ha tenido
Las rupturas son auténticos traumas:
  • El deseo de tener una relación es tan grande que se busca una relación después de otra
  • Se tiene un prolongado historial de rupturas y nuevos intentos
  • Cae en estados depresivos
Posee una autoestima muy pobre y un auto-concepto negativo:
  • No se ama a sí mismo porque nunca ha sido adecuadamente amado, ni valorado por las personas significativas, sin dejar por esto de estar vinculadas a ellos
  • El desamparo emocional y su vació se manifiestan más cuando no está enredado en una nueva relación
Los trastornos emocionales se hacen mayores:
  • Depresión (muy grave cuando la relación se rompe)
  • Ansiedad (más agudizada cuando la relación está en crisis)
  • Abuso de sustancias (especialmente cuando la relación peligra)



Tel. cita previa 676 173 715